¡Suscríbete a mi newsletter y recibe un ebook gratis!

Español - English
Inicio Blog COMER VEGANO ES MUY CARO

COMER VEGANO ES MUY CARO

09.01.2018 / Por Sonia Raga / Publicado en ESTILO DE VIDA
plato con mazorca de maíz, legumbres y ensalada

Mazorca de maíz con aguacate, alubias rojas, ensalada y pan.

 

Son muchas ya las personas que alguna vez me han dicho “ Está muy bien comer vegano, pero no todo el mundo se lo puede permitir porque es muy caro”. Este comentario siempre me deja estupefacta. ¿Desde cuando las verduras, frutas, arroz, patatas y legumbres son caros? ¡Son los alimentos más baratos! Y luego el siguiente comentario es algo como: “Pero vosotros compráis todo en herbolarios y ecológico y así la compra te sale por un pico. ¿Desde cuando ser vegano implica tener que comprar todo ecológico? Y menos aún, ¿todo en un herbolario? ¿estamos locos?

 

porridge de avena con chocolate y nueces

Porridge a base de copos de avena con cacao puro y nueces.

 

El problema muchas veces son los medios y la imagen equivocada que nos cuelgan. De hecho, no hace mucho hubo un reportaje en la televisión sobre gente vegana, donde iban de compras con una chica a un herbolario y evidentemente la compra costaba medio riñón. Pero no nos equivoquemos. Comprar ecológico es totalmente opcional, al igual que comprar en un herbolario. Si quieres comprar producto ecológico y te lo puedes permitir, pues adelante. Pero ojo, comer ecológico no es sinónimo de comer más saludable. Así que si no puedes permitirte pagar el tripe por un pimiento rojo, no necesitar fustigarte por ello.

 

Pan tostado con hummus y rúcula

Pan tostado con hummus y rúcula

 

Aquí enumero algunos puntos importantes a tener en cuenta para comer sano teniendo un presupuesto ajustado:

1. Nuestros abuelos comían muchas legumbres por algún motivo.

Los alimentos vegetales de toda la vida son los más baratos. Mucho más baratos que la carne, pescado y lácteos. Compra verduras, frutas, patatas, arroz, pasta, legumbres…

2. Congelados y conservas

Opta por comprar alimentos vegetales congelados y en bote, ya que tienen precios muy asequibles y son de gran ayuda para gente con poco tiempo para cocinar.

3. ¿Y mi leche? ¡No puedo vivir sin mi café con leche!

Las leches vegetales son generalmente un poco más caras que la leche de vaca, eso es cierto. Sin embargo, hoy en día, tiene precios muy competitivos y las de soja y avena, por ejemplo, son totalmente asequibles. Si el problema es que no te gusta el sabor, te recomiendo que pruebes diferentes marcas porque de unas a otras varían bastante. Es decir, prueba varias marcas de leche de soja y varias marcas de leche de avena hasta que encuentres la que más te guste.

4. Compra al agricultor.

Busca mercados en los que el agricultor venda directamente su producto. De esta forma se abarata mucho el precio (sobretodo si quieres comprar producto ecológico) al no haber intermediarios. En Valencia ponen un mercado ecológico los sábados en Godella.

 

plato de pasta con verduras y legumbres

Pasta con verduras y legumbres.

5. Superalimentos

Comer vegano no implica tener que comprar, maca, sirope de coco, bayas de goji y todos los “superalimentos” de moda. Primero que nada: no, no son superalimentos. Son alimentos normales y corrientes al precio de sangre de unicornio. A todos nos puede resultar interesante probar nuevos productos de vez en cuando pero no nos centremos en algo que no deja de ser completamente opcional. Si te lo puedes permitir y quieres, adelante y sino, no pasa nada. Que no te hagan creer lo contrario.

6. Procesados innecesarios

Los productos veganos comerciales como hamburguesas, embutidos, patés, quesos y mayonesas vegetales son completamente innecesarios y de hecho no hacen ningún favor a tu salud ya que son alimentos muy procesados, altos en sodio y con grasas de mala calidad. En mi opinión, estos productos tienen su lugar, ya que están bien como transición o para consumo esporádico pero nunca deben ser la base de la alimentación.

7. La magia de los herbolarios.

Si decides comprar algo en un herbolario porque no lo encuentras en ningún sitio, ves con una lista de lo que necesitas para no entretenerte demasiado. Es fácil dejarse llevar en estos sitios porque todo está inteligentemente etiquetado de forma que te haga pensar “lo necesito” o “voy a estar super sano si me como eso” etc… Recuerda, sólo porque una bolsa de papas esté etiquetada como “bio” o “ecológica” no las convierten en saludables. Siguen siendo patatas fritas, una bomba de sodio y calorías. Vale, con menos pesticidas, pero la misma basura grasienta que las normales.

 

En conclusión…

Los alimentos más saludables, aquellos con más fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes son los vegetales, frutas, cereales, tubérculos, legumbres, frutos secos y semillas. Y por suerte, son también los más baratos y los que puedes encontrar en cualquier supermercado. Así que disfrútalos, tu cuerpo te lo agradecerá y tu bolsillo también.

 

 

 

No hay comentarios

Escribe un comentario

He leído y acepto la política de privacidad de thebrightbird.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En thebrightbird.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.